¡Este viaje tiene un propósito para ti!

¿Te ha pasado que ves por todos lados el nombre de un país, ciudad o región y te preguntas si es solo «casualidad» o el universo te está diciendo en realidad algo? ¿O Quizás desde siempre te has sentido «atraído» por una cultura, historia, estilo de música, gastronomía con la que aparentemente no tienes ninguna relación? ¡Si te ha pasado es porque este viaje tiene un propósito para ti!

Señales de que un viaje nos atrae.

Santorini, Este viaje tiene un propósito para ti.
¿Ves señales en imágenes? Este viaje tiene un propósito para ti.

Alguna de mis señales favoritas:

  1. Lo veo en todos lados, de manera frecuente. En Facebook, Instagram, en mi ciudad, tomando un café con un amigo, en mis sueños.
  2. Desde niña o desde un tiempo hacia acá me he sentido interesado por su historia, cultura, gastronomía.
  3. Conozco personas procedentes de ese lugar y siento una especial conexión.
  4. Busco paquetes turísticos y de repente una promoción aparece por arte de magia.
  5. Medito y recibo información de ese lugar en mis visiones.

Si alguna de las anteriores te ha ocurrido es porque este viaje tiene un propósito para ti.

¿Existe un propósito para ese viaje?

¿Dudas de ese viaje? Este viaje tiene un propósito para ti.
¿Lo dudas? ¡Sí! Este viaje tiene un propósito para ti.

Nuestra alma tiene un plan divino trazado desde que nacimos. Escogimos un cuerpo físico, unos padres, una nacionalidad, un momento del tiempo de tal manera que pudiéramos aprender, experimentar y disfrutar de la vida de cierta forma. Los lugares del planeta que recorreremos también hacen parte de este plan. Cada uno tiene un propósito. Algunos activan dones y talentos, otros aprendizajes, otros nos conducen a personas a las que debemos conocer, otros nos sanan y algunos nos abren una nueva etapa de vida. Todos nos traen un regalo, por eso es normal que nos sintamos atraídos por ellos. Siente por instante ¿Hay algún viaje que te este halando? Respira, siente. ¿Lo sientes? ¡Este viaje tiene un propósito para ti!

¿Cómo descifrar el propósito del viaje?

Respira y siente cuál es el propósito que este viaje tiene para ti.

De repente vas caminando las calles de ese lugar en el que te embarcaste y dices ¿Qué hago aquí? Tal vez te encantó desde que llegaste, gente linda, precios buenos para comer, ambiente encantador. Pero, quizás no has podido cogerle amor al lugar porque extrañas tu lugar de origen, tu pareja, tu comida y te dices «Dios, cuánto he invertido para llegar aquí y no estoy feliz». Sea cual sea la percepción que tengas, recuerda «este viaje tiene un propósito para ti». A continuación te comparto un ejercicio sencillo para descifrar el propósito:

  1. Respira de manera consciente durante un minuto. Con los ojos cerrados mantén tu atención en la respiración.
  2. Lleva las manos a tu corazón y pregúntate: ¿Para qué he venido a este lugar? Solo respira.
  3. Permite que tu alma sienta esta pregunta y cuando te sientas listo toma un lápiz y un papel y sin pensar comienza a escribir. Permite que tu mano se mueva soltando el control de lo que escribes. Escribe tanto como sientas.
  4. Una vez terminado, respira y cierra tus ojos y repite: «Se que este viaje tiene un propósito para mi».
  5. Ahora lee lo que has escrito. Te sorprenderás.

Cuando viajes también puedes seguir los 10 pasos para hacer un retiro espiritual que escribí en el blog la semana pasada y que te guiarán para sacarle todo el provecho a tu viaje desde un lugar mas consciente.

¿Tiene la cultura, la historia, la gastronomía algo que ver con el propósito?

El arte, la historia, la gastronomía de este viaje tiene un propósito para ti.

¡Sí! La cultura, ese conjunto de costumbres, ideas, tradiciones que caracterizan a un pueblo, a una época, evocan en nosotros reacciones y memorias especialmente asociadas a nuestra creatividad. Es como si nos sumergiéramos en una exposición de arte vivo. Observamos cómo se comporta la gente y reflexionamos. ¡Sí! porque nos salimos de lo conocido, de lo que vivimos en piloto automático y de repente nos encontramos en un diálogo profundo y psicológico sobre cómo nuestros sentidos reaccionan a lo que es diferente. El arte de manera terapéutica nos apoya a revelar aspectos de nuestra psique, que se encuentran en el inconsciente, para comprender cómo vemos, sentimos y vivimos el mundo.

La historia conecta al ser humano con las emociones, con aspectos del inconsciente que necesitan liberarse, sanarse o empoderarse. Tal vez te encuentres en un gran palacio, te conectas con su abundancia y te das cuenta que eres merecedor de ella. Tal vez te encuentras en un lugar que guarda memorias tristes de la humanidad y reconoces que necesitas perdonar a su pueblo, a su historia, incluso a ti mismo. O Quizás caminas entre un lugar natural que te recuerda la importancia de reciclar tu energía a través de la tierra. La historia guarda las huellas de nuestros antepasados, mirarla es traer de vuelta en nosotros sus aprendizajes y conquistas.

La gastronomía esta conectada a nuestros sentidos, a nuestro corazón y a la forma cómo elegimos que la tierra sirva a nuestro cuerpo. La comida tiene alma por sí sola. Hay territorios donde comer es todo un placer. Pareciera que estuvieras en la película «Como agua para chocolate» donde cada bocado te transporta a la emoción que sentía quién preparaba los alimentos. Para mí, Grecia es uno de ellos. Las abuelas griegas son mujeres supremamente nutridoras y para ellas el amor se demuestra por la comida. Así que no es raro que mientras deleitas cada plato sientas como si alguien te estuviera amando. Sin embargo hay lugares que pareciera «carecieran» de esa alma. Especialmente aquellos donde priman la comida empaquetada, congelada o rápida.

El viaje a través de los alimentos es un viaje de descubrimiento hacia la energía que ponemos en nuestro cuerpo. Lo natural, lo equilibrado, lo preparado con amor y lo que evoca memorias ancestrales influirá de manera positiva no solo en nuestra salud emocional sino también en nuestra salud física y mental. Además como dice Pakus en su artículo «Viajar sin descubrir la gastronomía no es viajar»: disfrutar la gastronomía creará una memoria imborrable en tu paladar y olfato.

¿Cómo aprovechar esta atracción para materializar el viaje?

¡Actúa! Este viaje tiene un propósito para ti.
Actúa. Este viaje tiene un propósito para ti.

Actúa. El universo te habla, pero eres tú quien responde a ese llamado. Ejecuta una acción en esa dirección. Muchas de las personas que sueñan con hacer un viaje se detienen antes de empezar por creencias heredadas. Es caro, no tengo tiempo, no tengo con quién dejar a mis hijos, etc. Y cuando les pregunto, por ejemplo: ¿Sabes cuál es la mejor época para ir? ¿Sabes cuánto te cuesta? ¿Sabes cuál es la mejor ruta? La mayoría de veces obtengo un «no sé». Si no pones tu intención en ello es muy complejo que materialices esa realidad. La acción es la clave. ¿Qué harás hoy por ese viaje que te atrae?

1 comentario en “¡Este viaje tiene un propósito para ti!”

  1. Pingback: ¡Lo que todo el mundo debería saber antes de entrar a un Laberinto! - El alma en Converse

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *